lunes, 14 de noviembre de 2016

Cómo analizar una inversión

Extracto de un artículo de economía de yirepa.es 



Cuando nos encontramos con la posibilidad de realizar una inversión, la primera exigencia que nos planteamos es, lógicamente, que el dinero que nos vaya a retornar sea superior al que desembolsamos.


Es decir, tenemos la necesidad de conocer la ganancia que va a generar la inversión.


La segunda exigencia: que el retorno de lo invertido suceda lo antes posible. Es decir, necesitamos averiguar cuánto tiempo vamos a tardar en recuperar el dinero desembolsado.

Todo ello nos dará a conocer la conveniencia de realizar o no dicha inversión. Pues bien, de eso se trata el Análisis de Proyectos de Inversiónde estudiar los datos referentes a una inversión con el objetivo de conocer su viabilidad económica.

Este estudio debe incorporar, además, una propuesta de acción para la puesta en marcha de la futura inversión, considerando su viabilidad a partir de unos recursos disponibles e incluir alternativas que permitan un uso adecuado de estos recursos incrementando y mejorando la ejecución de la inversión propuesta.


Para calcular la ganancia que nos va a reportar la inversión tendremos que empezar por fijar el importe de la inversión y predecir los beneficios que va a generar en los próximos años.


Observemos bien lo que hemos dicho:


  • Fijar el importe de la inversión; es decir, cuantificar nuestro desembolso inicial.
  • Predecir los beneficios; es decir, pronosticar los gastos e ingresos que va a generar.
  • Predecir el número de años que la inversión será capaz de generar ingresos.

Observemos que el único dato “real” con el que vamos a trabajar es el montante de nuestro desembolso. Todos los demás datos (gastos, ingresos y años de duración de la inversión), serán predicciones.


Por lo tanto, es muy importante recabar previamente todos los datos que nos ayuden a realizar estas previsiones: cifras históricas, estudio del mercado, análisis de la demanda, etc.

A mediados de los años 40 surgen nuevos métodos y técnicas para seleccionar los proyectos de inversión. Es en 1944 cuando el danés Erich Schneider, en su libro “Inversión e Interés” elabora la metodología para el Análisis de las Inversiones y establece los criterios para las decisiones financieras, poniendo de manifiesto una idea que hoy en día sigue vigente:


"Una inversión viene definida por su corriente de cobros y pagos".

Desde entonces, los diferentes criterios de valoración de inversiones se basan en la corriente de flujos monetarios que dichos proyectos prometen generar en el futuro. Observemos que hablamos de flujos monetarios; es decir, de cobros y pagos, no de ingresos y gastos.


En el análisis de proyectos de inversión se trabaja siempre con dinero líquido, considerando el flujo de dinero que entra (cobros) y el flujo de dinero que sale (pagos); es lo que se denominaFlujos netos de caja”.

Puede ver el monográfico completo en "Análisis de Proyectos de Inversión"





No hay comentarios:

Publicar un comentario